Seat 1400 Más información


EL NACIMIENTO


A consecuencia del envejecimiento del parque automovilístico en la década de los 50 y teniendo en cuenta la escases de divisas, existía una auténtica necesidad de turismos de fabricación nacional para ser utilizados como coches oficiales, taxis o como vehículos de uso particular de la incipiente clase alta de aquellos años.

El SEAT 1400 fue el primer modelo fabricado por SEAT bajo licencia Fiat entre 1953 y 1964. Las primeras unidades fueron ensambladas usando las piezas procedentes de Italia y en su producción interveno parte de la plantilla de la antigua Hispano Suiza recolocada en la nueva Seat.

El Seat 1400 era idéntico al Fiat 1400/1900 (tipo 101) de 1950. Se trataba de un automóvil muy atractivo, amplio e innovador porque era el primer Fiat concebido con una carrocería autoportante producido en serie, con un resultado  económico y altamente robusto.  

Desde la primera serie que salió de la cadena de montaje de la Zona Franca de Barcelona en 1953, se puede observar que la carrocería tipo “Pomtón” y sus interiores se inspiraban en los automóviles americanos de la época.

Entre sus características, destacan la gran cantidad de embellecedores y cromados inspirados en las tendencias de la moda dominante y procedente de Estados Unidos. Tal vez el motivo era la necesidad que tenían los italianos de utilizar capital y proveedores norteamericanos para sacar adelante la producción de sus factorías después de su derrota en la segunda guerra mundial.
Con una producción diaria de 5 unidades empezó la producción del Seat 1400, del modelo primitivo se construyeron exactamente 2500 automóviles.

Aun que la mayoría de los Seat 1400 fueron de carrocería sedán, existieron múltiples variantes, familiares 5 puertas acristalados o cerrados (furgoneta),  alargados (limusina), ambulancias, fúnebres, pequeñas furgonetas para intentar paliar la demanda de vehículos industriales y hasta un descapotable Sport Spider diseñado por el carrocero catalán Pedro Serra.


VERSIONES


SEAT 1400

La primera versión del Seat 1400 empezó a salir de la cadena de montaje el 13 de noviembre de 1953 y en total se fabricaron 2.114 unidades y la mayor parte de las piezas procedían de Italia. El motor de 44 CV le permitía alcanzar los 120 Km/hora. En esta primera versión los cromados exteriores aún tenían poca presencia, pues se fueron incrementando en las versiones posteriores.

SEAT 1400A

En la primavera del 1954 apareció la segunda versión, el SEAT 1400-A, de la que se fabricaron 30.990 unidades hasta el año 1956. El motor pasó a tener 50 CV y la velocidad alcanzaba los 125 Km/h. De esta versión se realizaron 3 series (años 1954, 1955 y 1956) que principalmente se diferenciaban en la calandra. Los cromados fueron en aumento, se sustituyeron los grupos ópticos posteriores y se agrando la luneta trasera, entre otras modificaciones.

La segunda serie aún tenía más cromados, sobretodo en la calandra y en las dos aletas posteriores, las cuales fueron modificadas para incorporar las características colas y unos nuevos grupos ópticos posteriores. En la tercera serie, la de 1956, la toma de gasolina paso a ser exterior.

Las modificaciones del motor le permitieron disponer de una potencia de 50 CV, con lo que la velocidad máxima era de 125 Km/h.

SEAT 1400B

En diciembre de 1956 apareció la versión SEAT 1400-B, más americanizado y con más cromados todavía, esta versión también incorporaba neumáticos de banda Blanca, luna posterior, pero lo que más caracterizaba a esta versión era el faro antiniebla en el centro de la calandra.

Estos cambios fueron muy leves si se comparan con los que mostraba a partir de diciembre de 1956 una nueva serie del 1400-B. Su aspecto externo era todavía mucho más americano, si es que era posible y de hecho, el Buick Century Riviera del 56 tiene muchos elementos estéticos comunes. La abundancia de cromados hasta la exageración, los neumáticos de banda blanca, la oferta de serie de modelos con pintura en dos tonos o la luna posterior panorámica hacían de este vehículo un auténtico "haiga" a la europea.

SEAT 1400B especial

La segunda serie de esta versión, denominada, 1400-B Especial, apareció en 1958 y mantenía la misma carrocería, pero aumento la potencia a 58 CV, desarrollando una velocidad de 135 Km/h. En de 1958 se modifico el cuadro de instrumentos incorporando el velocímetro "de cinta" que se parecía bastante a un termómetro. Por eso a esta versión también se la conoció como SEAT 1400 "mercurio".

Entre 1956 y 1959 se fabricaron 17.053 unidades, sumando las del 1400-B y 1400-B especial

SEAT 1400-C

Y finalmente, en 1960, apareció la versión SEAT 1400-C, con una carrocería totalmente diferente y que después se utilizaría para el SEAT 1500.
Esto venia motivado por el cese de fabricación del Fiat 1400 y 1900 (tipo 101) que fue sustituido por el Fiat 1800 y 2100 (tipo 112).

Como parte de los acuerdos entre Seat y Fiat, Fiat desarrollo para SEAT una variante específica del nuevo tipo 112 que aprovechase el mayor número de componentes ya en producción en la factoría de Barcelona. Esta variante contaba con todo el conjunto mecánico delantero del antiguo 101; el puente delantero con suspensión por muelles sobre el que se incorpora inicialmente el motor de cuatro cilindros 101A del Fiat 1400 B Especial junto con una transmisión adaptada y un puente trasero simplificado con freno a la transmisión. Pese a ser un modelo completamente nuevo se mantuvo la denominación 1400 referente a la cilindrada, con el apellido "C" en congruencia con las series anteriores ya que mantenía la misma mecánica.

Su línea "americana", obra del ingeniero Dante Giacosa, abandonaba las líneas pontón del Fiat/SEAT 1400A/B en favor de la tendencia de diseño italiano de finales de los 50.

El motor rendía ya un 25% más de potencia que en el 1400 original y en su momento, no estaba tan inframotorizado como pudiera parecer desde una perspectiva actual, pues la potencia era incluso más elevada que la de modelos europeos similares como el Opel Rekord 1500 (50 CV DIN) o el Ford Taunus 17 M (55 CV DIN).

El 1400-C comenzó a venderse en febrero de 1960 a un precio de 160.000 pts (con cierto retraso sobre las previsiones por la llegada tardía de piezas desde Italia) y en total, fueron producidas 47.284 unidades y 1602 de la versión familiar.

Su puesta en marcha era fácil. El starter era manual que era lo habitual en aquella época y para la puesta en marcha se usaba la misma llave de contacto, lo que entonces era bastante inusual. En las versiones anteriores y en los días de intenso frío, la puesta en marcha podía plantear problemas al requerir bastantes giros del motor de arranque y por consiguiente una batería en buen estado.

En cuanto al cuadro de instrumentos, este era sorprendentemente completo. Velocímetro, cuentakilómetros total y parcial, presión de aceite con luz de alarma, temperatura del agua e indicador de luces, luz de funcionamiento del ventilador anterior de la calefacción y del ventilador posterior, ya que la ventana trasera recibía aire caliente para desempañarla, refinamiento este rarísimo y muy útil en una época en la que faltaban años para la aparición de la luneta térmica. También había un potenciómetro para regular la intensidad de la luz del tablero y éste último tiene interruptor propio, independiente del general de las luces. Disponía de un acelerador manual, cosa hoy desaparecida. En definitiva, era verdaderamente un coche de gama “alta” en cuanto a instrumentación y refinamientos.

Para solventar la dureza de la dirección, el 1400 C estaba equipado con un volante de gran radio que le permitía tener mayor brazo de palanca y aún así, las maniobras de aparcamiento exigían un esfuerzo que hoy resultaría inadmisible. La altura superior del aro del volante quedaba a mitad del parabrisas, de modo que teniendo en cuenta la altura media del español en aquellas fechas, no era extraño encontrar conductores que condujesen mirando por debajo del aro del volante.

Los asientos, a diferencia de los 1400 anteriores, eran muy cómodos, eran verdaderos butacones, el delantero, a pesar de que el asiento era corrido, lo que permitía que un niño fuese en el centro (entonces no había aún consola central y los niños podían ir en cualquier lugar), pero los respaldos eran independientes y de inclinación regulable.

Amplia guantera, bolsas en las puertas, ventanilla derivabrisas, ventilación independiente a los pies de cada pasajero delantero y otros detalles lo hacían un coche cómodo y bien equipado, que salvo por el enorme volante, resulta muy agradable.

El cambio de velocidades estaba situado en el volante y aunque su suavidad no era su principal virtud se comportaba correctamente. No se trata de un coche deportivo con grandes aceleraciones pero mantenía muy bien los 90-100 Km/h a medio gas.

Aunque hoy serian inadmisibles, sus prestaciones eran buenas para su época. Los frenos eran de tambor y no de disco, el motor era demasiado justo para el peso del coche, los estrechos neumáticos diagonales estaban muy por debajo de los actuales bajos y anchos neumáticos radiales de hoy, la dirección de tornillo sin fin no es lo mismo que las actuales de cremallera y las suspensiones..... no obstante para su época era un buen tragamillas. El aparato de radio “Marconi”, que solía equipar el coche, nos podía hacer compañía durante el viaje, pero al ponerlo en marcha había que esperar un par de minutos a que las válvulas se calentasen, pues aun no se había inventado el transistor y menos los circuitos integrados.

Según los catálogos de la época su consumo era de 9,5 litros a los 100 kms, pero esta cifra era un poco irreal, pues lo habitual eran 11 ó 12 litros.

Del SEAT 1400 C se llegaron a fabricar 48.716 unidades distribuidas por modelos y años según la siguiente tabla:

  1960 1961 1962 1963 1964 TOTAL
1400 C 6.576 13.404 11.727 9.704 5.693 47.284
1400 C Familiar - - 257 676 669 1.602
TOTAL 6.576 13.404 11.984 10.372 6.372 48.716


Datos técnicos según versiones eran:

CARACTERÍSTICAS SEAT 1400 SEAT 1400 A SEAT 1400 B SEAT 1400 B Especial SEAT 1400 C SEAT 1400 C Familiar
Tipo de motor Gasolina, 4 cilindros en línea
Diámetro x Carrera 82 mm x 66 mm
Cilindrada total 1.395 cm3
Compresión 6,7 a 1 7,5 a 1
Distribución 8 válvulas en culata, 1 árbol de levas lateral movido por cadena
Nº de apoyos del cigüeñal 3
Alimentación Solex o Weber de aspiración invertida con estárter manual
Refrigeración Líquida, con ventilador movido por correa. Bomba centrífuga
Lubricación Por bomba, accionada por árbol de levas. Presión de 2,5 a 3 Kg/cm2
Embrague Monodisco en seco
Cambio Manual de 4 velocidades, más marcha atrás. Primera no sincronizada.
Reducción del grupo 4,44 a 1 (9/40)
Tipo de tracción Posterior
Suspensión anterior Independiente, trapecio deformable con muelles y amortiguadores telescópicos Independiente, trapecio deformable con muelles, amortiguadores telescópicos y barra estabilizadora transversal
Suspensión posterior Por eje rígido, con muelles, amortiguadores hidráulicos telescópicos y ballestas longitudinales
Tipo de neumáticos 5,90 x 14
Frenos anteriores / posteriores Tambor / Tambor
Dirección Tornillo sinfín y rodillo
Largo x Ancho x Alto (mm) 4.240 x 1.655 x 1.575 4.465 x 1.620 x 1.431 4.480 x 1.600 x 1.435
Peso 1.130 Kg 1.150 Kg 1.240 Kg
Capacidad del depósito 55 litros 60 litros
 
RENDIMENTOS SEAT 1400 SEAT 1400 A SEAT 1400 B SEAT 1400 B Especial SEAT 1400 C SEAT 1400 C Familiar
Potencia máxima 44 CV a 4.400 rpm 58 CV a 4.600 rpm
Velocidad máxima 125 Km/h -- 135 Km/h
Consumo medio 10,5 litros cada 100 Km -- 10 litros cada 100 Km
 
PRODUCCIÓN SEAT 1400 SEAT 1400 A SEAT 1400 B SEAT 1400 B Especial SEAT 1400 C SEAT 1400 C Familiar
Años de fabricación 1.953 a 1.954 1.954 a 1.960 1.956 a 1.959 1.960 a 1.964 1.962 a 1.964
Unidades fabricadas 2.114 30.990 17.053 47.284 1.602

Total Unidades fabricadas

99.043

Nota: Los taxistas y otros colectivos solían sustituir el motor original, de gasolina, por uno diesel. Las empresas Matacas y Enmansa se dedicaban a ello.